Según este informe la mejor manera de preparar a los estudiantes para los trabajos de más rápido crecimiento es ayudarlos a cultivar una mezcla de fortalezas sociales, personales y académicas, incluida la capacidad de comunicarse de manera efectiva, para analizar y resolver problemas complejos, trabajar bien en equipo y ser persistente ante el desafío