“Teacher Wellness” es un programa de la Fundación Relaciones Inteligentes, que se enfoca en la formación emocional de los docentes con objetivo de promover habilidades para el manejo del estrés y los conflictos, para su autocuidado y convivencia positiva.

La Fundación Relaciones Inteligentes, nace, según palabras de su propia fundadora, la psicóloga, Constanza del Rosario, para transformar el paradigma educativo desde el que educamos en Chile y poner en el centro del proceso de enseñanza y aprendizaje el rol de las emociones y los vínculos a favor del rendimiento académico y el desarrollo integral de docentes y estudiantes.

Esto, con el fin de que todos los niños, niñas y jóvenes de Chile tengan la oportunidad de obtener a tiempo, las herramientas y conocimientos para crecer sanos, empáticos, proactivos y felices.

Sin embargo, una de las claves y punto de partida para llevar a cabo este proceso, recae en los docentes como modelos y formadores de habilidades socioemocionales, por lo que resulta fundamental otorgarles herramientas y condiciones que favorezcan su bienestar físico, emocional y social, si queremos asegurar la calidad de la educación.

Algunas de estas demandas, están siendo planteadas, en el paro nacional de profesores convocado este lunes, el cual reclama: fin del agobio laboral docente y mejoras de la condiciones físicas y técnicas en que llevan a cabo su labor, entre otras peticiones que hablan de descuido y no valoración.

Movilización que da cuenta de la necesidad de una cambio profundo, como señala la fundadora de Relaciones Inteligentes, “las demandas de los docentes dan cuenta de cómo seguimos atrapados en un modelo educativo del siglo XIX, que sitúa al profesor como un transmisor de información y no como un formador de personas, esta ceguera ideológica facilita que no seamos conscientes del impacto que tiene el estrés, los conflictos interpersonales y las condiciones adversas en los docentes, y por tanto, en los estudiantes. Con nuestros profesores generamos vínculos de apego, ya que su rol no se limita a traspasarnos información, sino que son ellos los llamados a contenernos y guiarnos frente a las distintas dificultades que experimentamos en ese gran laboratorio humano llamado colegio”.

La psicóloga explica además, que en la práctica, los docentes realizan funciones parentales en ausencia de los padres. “Entonces, si tener padres estresados, conflictuados o sufriendo situaciones de vulnerabilidad afecta a cualquiera, ¿qué nos hace pensar que nuestros profesores estén en esa situación no nos va afectar en nuestro desarrollo y aprendizaje?. En este sentido los países desarrollados lo tienen claro: cuidar y valorar a sus profesores es fundamental para asegurar la formación de personas saludables y de ciudadanos que se integran positivamente a la sociedad”.

Teacher Wellness es un programa de profundización para docentes, de 16 horas, que implementa la Fundación Relaciones Inteligentes y que a través de cuatro módulos otorga herramientas  para la consciencia y regulación emocional, el manejo del estrés, la comunicación asertiva  y el afrontamiento positivo de conflictos.

“Creamos Teacher Wellness porque creemos que los docentes son la educación, si no los cuidamos a ellos, la educación de calidad seguirá siendo sólo un discurso”, enfatizó Del Rosario.